• Ser reconocida como un órgano técnico de excelencia que fomenta la cultura de la rendición de cuentas, la probidad administrativa y la transparencia como herramientas imprescindibles para el buen gobierno.